VUELVE EL PATRULLAJE MIXTO

VUELVE EL PATRULLAJE MIXTO

No sería esta la primera vez que la delincuencia alcanza “picos” que perturban, ni tampoco la última ocasión en que el repunte obligue a la adopción de medidas disuasivas coyunturales, las que tienen el riesgo de que se pierda el enfoque estratégico.

Ese desenfoque es lo que ocurre cuando como ahora, presionadas por la ola delincuencial que se registra en el país, las autoridades hayan vuelto a lanzar a las calles para el patrullaje mixto con la policía, a efectivos de las Fuerzas Armadas.

La medida de desplegar personal militar fue dispuesta por el presidente Abinader, según el anuncio del ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, y contará con puestos de chequeo, patrullas por cuadrantes, aumento de la protección de las plazas, centros comerciales y puntos críticos, “para garantizar la seguridad de los ciudadanos y de sus propiedades”.

Quizá se repita el debate como cada vez que “tiran” la guardia a la calle, dizque porque los militares no están entrenados para preservar el orden público, incluso están los que opinan que este método solo puede ofrecer seguridad transitoria.

Se estima que las redadas y los puestos de chequeo o retenes, lo que hacen es violentar derechos humanos básicos de la población y que representan la antítesis de la existencia de un verdadero Estado de Derecho, como también reeditan la vieja y dañina mala práctica del macuteo.

Pero esos reparos no los hace el ciudadano común, que reclama seguridad a cualquier precio, porque no es solo un fenómeno dominicano, también en las principales capitales, contrario a la mala apariencia por el despliegue, los visitantes asimilan el aparataje policíaco-militar como un componente importante de su protección personal y un signo de los nuevos tiempos que se viven en el mundo.

Tiene de malo que todas las veces que se saca “la guardia” a la calle únicamente hay seguridad por algunos días, por lo que no se puede pretender que con repetir esa práctica se obtendrán resultados diferentes.

Inclusive, por ser tan frecuente que los programas de seguridad ciudadana precisan de una manita de los militares, quizá se necesite una minuciosa revisión de lo que se está haciendo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: